+ Info llámanos al: 660 05 29 04

Blog

Cómo transportar una bicicleta cuando viajas en Camper

Una camper transporta bicicletas en parte trasera

La principal ventaja de descubrir lugares montados en una furgoneta Camper es, sin duda, la libertad que nos otorga saber que tenemos un sitio en el que guardar todas nuestras cosas y, a su vez, un lugar en el cual poder pasar las noches sin tener que acabar haciéndolo en pensiones u hoteles que a veces no nos podemos permitir. Además, podemos visitar parajes de una manera mucho más espontánea y libre que el turismo normal.

Pero, ¿y qué pasa con los lugares a los que no podemos acceder con furgoneta? Andar es siempre una opción, pero la bicicleta es todavía una elección más competente y llevarla en nuestra Camper es más factible de lo que parece.

Transportarla en el maletero de nuestra furgoneta

Siempre y cuando la cantidad de equipaje nos lo permita (que seguro que sí, pues si algo tienen estas furgonetas es amplio espacio), una de las opciones más viables y económicas para poder hacer de nuestras bicicletas otras compañeras de viaje más es transportarlas en el maletero. Teniendo siempre en cuenta no sobrepasar el PMA (Peso máximo autorizado) y asegurándonos de contar con los debidos sistemas de fijación para que las bicicletas no se balanceen dentro del maletero y suframos incidentes desagradables, las tendremos rápidamente listas para hacer uso de ellas cuando lleguemos a nuestro destino.

Llevar nuestra bicicleta en un remolque

Otra de las opciones más funcionales de llevar nuestra bicicleta a cuestas si contamos con las maneras apropiadas de hacerlo es mediante un remolque. Eso sí, debemos pensarlo detenidamente antes para ver primero si nos compensa hacernos con un remolque porque le vamos a dar uso y, segundo (y todavía más importante), asegurarnos de que podemos cumplir toda la normativa necesaria para utilizarlo. Una vez nos hayamos hecho con él hay múltiples opciones para llevar en él nuestras bicicletas y hacer mucho más sencilla nuestra futura estancia vacacional.

Portacargas instalado en la Camper

¿No sabemos si decantarnos ni por maletero ni por remolque? Un portacargas puede ser, en este caso, nuestra opción más viable. Es una manera muy práctica de transportar nuestra bicicleta si tenemos en cuenta el PMA y, además, es muy sencilla de ajustar a nuestras necesidades. Como ocurre con muchas cosas, la inversión en un portacargas no es nimia (es posible que el más barato se sitúe alrededor de los 250 euros), por lo que siempre hay que tener en cuenta que de verdad vamos a darle uso antes de lanzarnos a comprarlo.

Con estas tres opciones va a ser más que fácil poder compaginar la libertad de viajar en una furgoneta Camper con la todavía más libertad de la que gozaremos si además podemos adentrarnos en recovecos con nuestra bicicleta a los que no podemos acceder con el otro vehículo. Si estáis pensando en una pronta escapada, apuntad bien estas ideas porque prometen hacer de vuestro viaje una experiencia mucho más intensa, mucho más enriquecedora y sobre todo, mucho más libre y disfrutable.

28 junio, 2018

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies